Historia

En el 1960 Evangelista Russo, actual administrador único de ELSA Srl, empezó a trabajar en un taller de reparación de máquinas industriales y movimiento tierra. Con la experiencia acumulada y el deseo de innovación en el campo mecánico, empezó a trabajar por su cuenta y en el 1975 inventó una cadena para orugas muy exitosa presentada en la Feria de Verona y adquirida también por la empresa FIAT-ALLIS. Siguió la invención de un perno lubricado hermético para cucharones. Así nació la idea de construir una máquina herramienta para realizar trabajos de mecanizado in sitio sin tener que desmontar la pieza a reparar. En el 1997 Evangelista Russo fundó la empresa ELSA Srl y creó la mandrinadora portátil Supercombinata. En el mismo año recibió el premio del Salón Internacional de Invenciones de Ginebra y dio la vuelta al mundo para promocionar su invento así logrando un notable consenso. En el nuevo milenio nacen los nuevos modelos Supercombinata SC2 60/1 y SC3 60/2 para el mecanizado de grandes diámetros. El objetivo de los ultimos años es avanzar con los tiempos con enfoque hacía el desarrollo tecnológico y la satisfacción del cliente.